Latest Entries »

El Chupacabras

Es el nombre de un críptido mitológico contemporáneo, que se describe como un ser que atacaría a animales de diferentes especies en zonas ganaderas o rurales. El mito tuvo su origen en la isla de Puerto Rico. Se cuenta que existe en América Central y América del Sur, en países como Costa Rica, México, Perú, Ecuador, Puerto Rico, Honduras, Nicaragua, Colombia, Guatemala, El Salvador, Panamá, Chile, Argentina, Uruguay, Venezuela, Paraguay y en algunas zonas del sur de Estados Unidos.

*Descripción:
La descripción popular de esa entidad es que sería una criatura pequeña (de 1 m de altura o menor tamaño), que presentaría piel verduzca y escamosa, ojos grandes y saltones, y cabeza ovalada. Esta vaga descripción coincide con otro ser de la mitología contemporánea, los pequeños seres alienígenas conocidos como “grises”. También se le atribuye un rostro canino de grandes ojos y colmillos y tobillos largos como los de un canguro.

*Características de los ataques:
– Los animales muertos, presuntamente por el ataque del chupacabras, no tendrían sangre en sus cuerpos y tendrían como herida un solo agujero; a diferencia de otros depredadores que en su mayoría destrozan el cadáver.
– Lo normal es que ningún animal reaccione alarmado o presente algún tipo de resistencia. Los dueños comúnmente no reportan ruidos extraños, y ni siquiera ladridos de perros guardianes de sus animales; es más, los canes al ser observados posteriormente, reaccionan de forma muy extraña, y en algunos casos asustados.
– Se indica comúnmente la falta de huellas del animal atacante, o si se presentan son escasas; similares a las de un canido de gran tamaño, algunas de las cuales presentan una prolongación en forma de talón. Estas pisadas se encuentran a diferentes distancias (4 a 5 metros), indicando que poseerían una gran habilidad para saltar.
– Comúnmente no hay testigos directos de los ataques

El monstruo del lago Ness, familiarmente llamado Nessie, es el nombre de una criatura legendaria que se dice que habita en el lago Ness, un profundo lago de agua dulce (conocido en Escocia como Loch Ness) cerca de la ciudad de Inverness. Junto con Big Foot y el Yeti, Nessie es quizá el “misterio” más difundido de la criptozoología.
Según varios testigos cuentan que el monstruo es de color rojo oscuro, piel lisa y que mide uso ocho a nueve metros de longitud.

En 1976, las sondas Viking 1 y 2 enviadas por la NASA llegaban a Marte, tomaron cientos de fotos, entre ellas, estaban las fotos que cambiarían el estudio pasivo de Marte. En Sidonia,(una de las regiones en que se encuentra dividido el mapa de Marte), fue fotografiada por el Orbiter de la sonda Viking 2, mostrando una serie de “monumentos o construcciones” sobre su superficie. Aquí al lado pueden ver una de las fotos aéreas de lo que podría ser una ciudad marciana en ruinas.

La esfinge:
La Esfinge o Cara de Mujer, es la imagen mas famosa de todas, mide 2,5 km. de largo, 2 km. De ancho y 400 metros de alto.

Esta es otra foto para el debate, a pocos kilómetros de Sidonia se fotografió esta extraña estructura, que vemos aquí, en ella también aparece otra esfinge.

href=”https://puertaalodesconocido.files.wordpress.com/2010/12/triangulo-de-las-bermudas.jpg”>¿Cuál es el misterio del Triángulo de las Bermudas? ¿Qué es lo que hay y qué es lo que ocurre ahí? ¿Por qué desaparecen aviones?

El Triángulo de las Bermudas, también conocido con el Triángulo del Diablo y el Limbo de los Perdidos, es un área geográfica de 3.900.000 kilómetros cuadrados, situado entre las Islas Bermudas, Puerto Rico y Melbourne (Florida).

Es una zona rodeada por una línea imaginaria que va desde Florida a las Bermudas y Puerto Rico, y luego retrocede otra vez a Florida. En este famoso Triángulo han ocurrido muchas desapariciones misteriosas de buques, aviones y personas. Uno de los incidentes más raro (y uno de los más conocidos), ocurrió durante un corto vuelo a la Isla del Gran Turco, en Las Bahamas.

*POSIBLES EXPLICACIONES:

Las explicaciones que han dado muchos investigadores para estas desapariciones van desde secuestros por parte de piratas modernos a un simple error humano. También existen especulaciones de que esa zona está situada por encima de un remolino o un agujero en el océano que se traga a los navíos o aviones lo suficientemente infortunados para pasar exactamente por encima.

Sin embargo, otra posibilidad consiste en que partes de la Atlántida se encuentran debajo del Triángulo de las Bermudas. Unas legendarias pirámides atlántideas, construídas como fuente de energía podrían funcionar de manera esporádica y perturbar la comunicación de barcos y aviones, así como los sistemas de control.

Además, naturalmente, existen los que creen que estamos siendo invadidos por unos malévolos o tortuosos extraterrestres, y que especulan respecto de que esos alienígenas pueden, de alguna manera, trabar el campo magnético del Triángulo de las Bermudas y capturar especímenes humanos y artefactos para sus propios propósitos de investigación

Sin embargo, aunque se ha informado de numerosas desapariciones en esta zona, se ha hablado menos acerca de aparatos que han aparecido ahí. Por ejemplo, en julio de 1975, Jim Thorne, miembro de un grupo de investigaciones oceánicas, fotografió una deslumbrante tormenta eléctrica por encima del Triángulo. Al examinar la película revelada, quedó perplejo al ver una clara imagen de aparejos cuadrados, a unas 100 millas de su embarcación. Pero aquella noche sabía perfectamente que no había ningún tipo de nave en las proximidades.

Este misterio se remonta a mediados del siglo XIX, y desde entonces han desaparecido un total de 50 barcos y 20 aviones.

Volviendo a las posibles explicaciones, los análisis menos fantasiosos apuntan a que las fuertes corrientes y la profundidad de las aguas podrían explicar la ausencia de restos, subrayando que varias de las desapariciones atribuídas a esta zona, ocurrieron en verdad a más de 600 kilómetros. Además, naves civiles y militares atraviesan la región todos los días sin contratiempos.

En cuanto se perfeccionen las técnicas de inmersión en aguas profundas es probable que se recuperen la mayoría de los barcos perdidos, aunque también es probable que el misterio del Triángulo de las Bermudas permanezca durante mucho tiempo en nuestra imaginación.

Video sobre:OSNI en el Triángulo de las Bermudas<a

El vórtice de Marysburgh es una zona de este del lago Ontario, con un registro asombroso de naufragios, el que ha alimentado las teorías de las explicaciones paranormales y comparado con el Triángulo de las Bermudas. Según los registros de envío y seguro durante la era de goleta y los primeros días de viaje vapor, más de dos terceras partes de los hundimientos en el Lago Ontario se produjeron en el área abarcada por el vórtice. Se encuentra al este del punto Petre en la parte sur del condado de Prince Edward, y se extiende en dirección este hacia la desembocadura del río San Lorenzo, y al norte en la dirección de Kingston, Ontario.

También en el Lago Ontario, a unos 90 kilómetros al oeste, el Triángulo Sophiasburgh, ubicada hacia el extremo occidental de Prince Edward County a la entrada de la Bahía de Presqu’ile presenta una variación en el campo magnético terrestre que interfiera con el normal funcionamiento de las brújulas, y lo hace dificultades para acceder a la seguridad de la bahía durante una tormenta o de baja visibilidad

Son n los que -siempre según sus estudiosos- se producen “efectos objetivamente detectables en el mundo exterior al margen del marco de las influencias energéticas conocidas como efectos mecánicos tales como el movimiento de objetos a distancia, sin el concurso de ninguna fuerza física detectable (telecinesis y psicocinesis) efectos antigravitacionales (levitación) cambios en el estado de la masa (materialización), transformaciones de energía (cambios de temperatura, producción de sonidos diversos y efectos electromagnéticos que se originan sin ninguna causa física conocida), y la influencia que ejerce aparentemente la concentración mental sobre reacciones químicas y sobre procesos biológicos”.

Las psicofonías o fenómenos de voces electrónicas son sonidos de origen electrónico que quedan registrados en grabadoras de audio y son interpretados como voces de los muertos por los investigadores de lo paranormal.

Según los proponentes del fenómeno paranormal, dichos registros aparecen como voces (masculinas, femeninas, juveniles, seniles e infantiles) que enuncian contenidos significativos, presentando una morfología característica en cuanto a su timbre, tono, velocidad y modulación. Su aspecto de mayor interés radica en el hecho de que, según sus estudiosos, en ocasiones estas “voces psicofónicas” han respondido a preguntas de los operadores, llegando a producirse diálogo con éstos. Asimismo, se han obtenido sonidos de animales, ruidos de forma e intensidad muy diversa y también sonidos musicales. Estos registros suelen ser explicados racionalmente como resultado de pareidolia, apofenia (encontrar significados en hechos insignificantes) o simplemente fraudes por la ciencia.

Los representantes de la investigación parapsicológica admiten el efecto objetivo descrito, reconociendo, sin embargo, que en cuanto a su causa o causas disponen solamente de hipótesis más o menos fundadas.

Aquí les dejamos algunos enlaces a los que pueden acceder :
Voces Imposibles – Documental de Radio sobre Psicofonias
Documental Psicofonias
Psicofonías en Belchite

La telequinesis o telequinesia consiste en el desplazamiento de objetos sin que intervenga ningún medio físico conocido. Asimismo, se han propuesto otros usos a la telequinesis, tales como la levitación, la modificación de su estructura, entre otros. En parapsicología, se clasifica la telequinesis como uno de los fenómenos de la Macro PK (fenómenos físicos observables directamente). Ésta es a su vez una rama de la ya conocida Psicokinesis (o Psi-Kappa), que es la influencia directa que ejerce un sujeto sobre un sistema físico sin que intervenga instrumento o energía física conocida o concebible.

Aunque se han llevado a cabo muchos experimentos sobre la telequinesis, la existencia de la telequinesis no es aceptada por la inmensa mayoría de los científicos.

Parece que la supuesta energía que sale del cerebro humano y que causa el hipotético movimiento de los objetos es la misma que supuestamente se manifiesta durante los fenómenos telepáticos y parapsicológicos tampoco aceptados por la inmensa mayoría de los científicos. Mucha gente especializada en parapsicología define a este tipo de energía como un fluido psíquico activo capaz de afectar a la materia.